miércoles, 15 de abril de 2015

Natural Snow Buildings, The Night Country



(Self-released, 2014 / Vulpiano, 2015)

Esta pareja de músicos ha conectado con energías de otros mundos, han conectado entre ellos y han conectado conmigo y con muchos otros seres humanos desde hace ya unos cuantos años, y a través de todo este tiempo han desarrollado un lenguaje que, dentro de su carácter experimental, tiene unos rasgos más o menos definidos. Natural Snow Buildings parece ser, a estas alturas, una tradición musical, con todo lo que conlleva la palabra tradición: creatividad y experimentación dentro de unos límites. No hay límites realmente, sino los que marca su lenguaje, que es un lenguaje en evolución y con límites sólo aparentes, porque no hay nada a lo que aferrarse en los mundos totalmente otros a los que Natural Snow Buildings se asoman en su experimentación. Su música puede no resultar ya tan impactante como en 2007 a quien les haya seguido estos años, y siempre está el peligro de caer en la trampa del lenguaje y decir: ah, esto ya lo he escuchado. La realidad es que, si te paras a escuchar y conectas, esta música es, como siempre, maravillosa.

Todo lo grande y bello que esta pareja de brujos saben hacer está aquí. Nanas como "Where Your Body Split" y "Eli's Song" te mecen con lo íntimo de la voz y esa familiar guitarra que tan bien se entralaza con ella, haciéndote sentir triste y feliz a la vez en poco más de dos minutos. "You'll Become What You Fear the Most", "Rusty Knives Valley", son de esas piezas largas capaces de llevarte a mundos de ensueño en las alas de sus hipnóticas jams electroacústicas, como el drone infinito de "The Night Country" o la oscuridad de "Sister Ritual" o "Sandman Traps". Estas canciones vienen de nuevo a hacerte sentir que no sabes cómo te sientes pero por favor que no pare de sonar, pues tienen siempre algo de esa magia que nos enamoró en "Wisconsin" y en aquellas maravillas de The Dance of the Moon and the Sun. Esa energía cósmica y telúrica, esas puertas a otros mundos, ese snow folk de brujería y hojarasca y penumbra.

A veces pasa que la música de una banda llega a ti en una etapa concreta de tu vida y conectas profundamente con ellos, con su mensaje, con las energías que canalizan. Luego miras atrás y asocias aquellas experiencias que viviste, aquellos libros que leíste (en mi caso, Castaneda y NSB van de la mano), lo que sea, con esta música que tan mágicamente armonizó contigo. Las modas pasan, los booms se pierden en el olvido, pero hay algo muy especial en toda aquella ola de folk mágico, algo que no muere, y Mehdi y Solange siguen en ese mundo y con el mismo espíritu, ajenos a todo comercialismo, explorando y haciéndonos partícipes de sus oníricas exploraciones. ¡Es muy de agradecer!

Aunque en un principio este disco salió en una limitadísima edición en CD-R, ahora está disponible su versión digital a través de Vulpiano Records.



free download

[reseña también publicada en microphones in the trees!]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada